The explorer by James Smythe

The-Explorer-top_1

Un thriller de ciencia ficción tenso, claustrofóbico y apasionante del autor de “El Testimonio”.

Sinopsis:

Cuando se selecciona el periodista Cormac Easton para documentar la primera misión tripulada al espacio profundo, éste sueña con asegurar su lugar en la historia como uno de los grandes exploradores de la humanidad.

Pero en el espacio, nada sale según lo planeado.

La tripulación se despierta del hiper-sueño para descubrir a su capitán muerto en su supuestamente infalible pod de hibernación. Todos lamentan su pérdida y Cormac envía un elogio muy bien escrito a la Tierra. La orden del control en tierra es inequívoca: no importa lo que pase, la misión debe continuar.

Pero a medida que la nave se dirige a su destino, el número de muertos va en aumento, y al fin Cormac se encuentra solo viajando en espiral hacia su propia muerte de manera inevitable… a menos que pueda hacer algo para impedirlo.

The explorer by James Smythe

329310-astronaut-wallpaper

 

 

Autor:

 

James Smythe es el autor ganador del Premio del libro de ficción del Año en Gales: “EL TESTIMONIO” 1239667_10151616701971174_1664107064_n(2012); “THE EXPLORER” (2013); y “la máquina” (2013).

En enero de 2014, HarperCollins publica la primera secuela de THE EXPLORER, EL ECO.

Actualmente escribe una serie continua de artículos para The Guardian que ha llamado Releyendo a Stephen King, y enseña escritura creativa en Londres. Puedes encontrarlo en Twitter y Facebook.

Aquí te dejo el enlace a su página personal: http://james-smythe.com/

 

 

Reseña:

8362291046_9e6bbdf6b6_zHe aprovechado una semanita de vacaciones (más bien de trámites, en Gijón) para terminar de leer esta novela. Un libro en inglés que lamentablemente no está disponible en castellano. Así que si te gusta leer novelas de suspenso psicológico y puedes hacerlo en la lengua de Shakespiere, esta obra te gustará muchísimo.

Confesaré que la había empezado hacía tiempo y aunque arranca muy bien, me quedé de piedra cuando la historia parece terminar al llegar al primer tercio del libro.

La misión del Ishiguro, promete ser la primera misión tripulada hacia el espacio profundo, más allá del propio sistema solar. El autor nos cuenta la historia por boca de un periodista, Cormac Easton, quien fue seleccionado para cubrir en directo el viaje mas importante de la historia de la humanidad. Cormac inicia su relato cuando la tripulación a bordo de la nave, despiertan de la necesaria hibernación y descubren a su capitán muerto por un inexplicable fallo en su cámara de éxtasis. A través de “flashbacks” o retrospectivas va completando la historia de cada uno, siempre relatada desde suimages punto de vista intentando llenar lagunas e interpretar las reacciones de sus compañeros de vuelo.

Muy pronto el viaje se convierte en una carrera hacia la muerte, y uno a uno sus compañeros van muriendo en extrañas pero explicables circunstancias.

El tono de la novela se torna claustrofóbico y como he dicho antes, nada más llegar a una tercera parte del relato Cormac se encuentra solo, en una nave de la que no entiende ni un cuarto su funcionamiento y siendo testigo de una falla catastrófica que invariablemente llevará a la nave en un curso sin retorno y sin posibilidad de escape. Hasta que el combustible se acabe y Cormac se vea avocado a morir por falta de oxígeno en la soledad del espacio, sin compañía, sin comunicación y arrastrando la pena del final trágico de la relación con su esposa.
Un dramón total.

La exploración del espacio tiene que ir mal, o no tenemos una historia.
The Guardian.

La verdad es que llegué a este punto enganchadísimo y viendo que había un buen montón de páginas a continuación, me sorprendió el final de esta parte del libro; cuando Cormac decide destruir la nave y no esperar a morir asfixiado… La historia había terminado, pero aquí comienza nuevamente.

Luego de la explosión de la nave, muy bien contada y relatada sin excesos pero con maestría profesional, Cormac tiene la oportunidad de presenciar nuevamente todo el viaje desde un punto de vista externo. No hablo de una aparición fantasmal o nada místico, el recurso del autor es una especie de “rulo de tiempo” (loop) que deposita al protagonista en la nave al principio del viaje, despierto mientras sus compañeros aún están en hibernación… Incluso puede ver a su “yo” pasado dentro del pod de hiper-sueño. Y entonces decide mantenerse escondido entre los revestimientos del casco de la nave, desde donde espiará a sus colegas, tejiendo una historia diferente a la que creía conocer y siendo partícipe de ciertos momentos clave sin quererlo.

No puedo contar mucho más sin destripar el libro, pero luego de una tortura psicológica tremenda (para el protagonista y para el lector) llegamos al amargo final que promete reiniciar el ciclo y llevarlo nuevamente hasta el principio del viaje… A menos que esta vez pueda impedirlo.

Como nota negativa diré que hacia la mitad el libro se vuelve realmente claustrofóbico y el exceso de flashbacks y drama añadido quita algo de frescura a la historia. Como enredándose en el sufrimiento del personaje algo más de lo necesario y quitando ritmo a la trama. Aunque llegando al último cuarto del libro, todo cobra sentido y vuelve a ser trepidante y muy clarificador.EchoPB_cover-680x1024

Una novela corta, que disfrutarás si te apasiona el thriller psicológico. Escrita sin florituras y con un final abierto, que continúa en “El Eco” (el cuarteto de la Anomalía Nº 2) el segundo libro de esta saga hasta ahora.  No he podido encontrar ninguno de los libros del autor en castellano, así que por ahora son solo para los que puedan leer en inglés. (Pero si yo pude leerlo y disfrutarlo, ¡cualquiera puede!)

075500-FC3D

 

Puedes comprarlo en E-book o en versión impresa en este enlace.

Si te animas a leerlo, me encantaría conocer tus opiniones.

Un saludo muy cordial, otra vez desde el verano Londinense.

 

 

Desafio30.

Share

También te podría gustar...

Deja un comentario